Cyperus papyrus.

30Mar07

Un largo camino desde los pobladores clásicos del Nilo hasta nosotros. Sin armar discusiones -no hay caso- es muy probable que sea uno, sino el mas importante invento de la humanidad. Hoy en día el papel se usa en ámbitos muy disimiles, pero seguimos asociandolo de inmediato con la escritura y lo gráfico. Sin embargo hay papel dentro del computador que usa para ver este blog. Hay papel en el cielo raso del edificio de enfrente. Esos usos mas prosaicos parecen con seguridad mas importantes que los mas interesantes, como ser soporte de grabados, novelas… No sabríamos nada de lo poquito que sabemos de los egipcios de no ser por el esmero que ponían en prensar capas finísimas del tallo del Cyperus papyrus logrando ese primer papel que nos trajo su cultura.

Akenaton adorando el disco solar, Aton.

Miles de años después en el renacimiento, con la invención de la imprenta, la demanda por papel se incremento a niveles insospechados una década antes. El mundo abría los ojos a la ilustración y el proceso artesanal de fabricación de papel empezaba el camino a la industrialización y por ahí mismo a que ahora lo tomemos como cosa segura y no le demos mayor importancia. Falta ver que la mayor cantidad de papel que usamos hoy día se va en muy mala compañía por el caño del retrete! Aunque con un poco de ayuda de la memoria uno puede darse cuenta que aun hay en la cultura una devoción por el papel. Sin saber bien la razón, las maestras en los colegios se preocupan por que las esquinas de los cuadernos estén planas. Es mas, eso se convierte en indicador de la “pilera” de tal o cual estudiante. La pulcritud de sus papeles. Lo que esta consignado en el cuaderno y como se cuide, tiene igual o mas valor que lo que quede dentro del cráneo del incauto. Eso es porque la nobleza de este material recae en darle, en muchísimos casos, valor de verdad a lo que esta sobre el.

La Biblia de Gutenberg.

Las tradiciones mas refinadas de producción de papel datan precisamente del renacimiento. Gutenberg no solo ayudo a difundir el conocimiento sino que también consiguió entronizar al papel como el supremo soporte de la sabiduría. Los libros no eran precisamente asequibles en esos días, pero se fueron haciendo mas y mas populares. Tanto que la sacrosanta iglesia católica romana en su reverendísima y eterna estupidez, prohibió mas o menos todos los libros que no fueran la biblia o sus tratados y de pronto hagiografías aburridisimas. Esa joya de la cultura occidental se llama el “Index Librorum Prohibitorum” y por supuesto fue difundida en papel impreso con una maquina como la del alemán, para que su impacto fuera amplio. Las copias que se conservan de ese primer libro impreso mantienen aun la blancura de sus paginas. Y no es gratis. Los papeles que se manufacturaban en esos días eran obras magistrales de conocimiento técnico y muestras de la depuración de la tradición a través de siglos.

Fabricación de papel siglo XIV.

Luego vino la industria y los tambores, y los papeles de madera que reemplazaron el algodón, el papel periódico que esta amarillo cuando el siguiente numero con el mismo día impreso en la tapa esta en manos de los lectores, los billetes de poliéster… Pero en Francia, Austria, Alemania, Italia y aun en los Estados Unidos, algunas familias y pequeñas empresas mantuvieron lineas de producción tradicionales. Estos materiales nobles siguen siendo usados por artistas de todo tipo y continúan dando soporte y sumando al valor de las piezas con su mudo acto de propaganda. En un mundo cada vez mas sistematizado, donde se ha llegado a decir que el libro impreso desaparecerá bajo el encanto radioactivo de los LCDs y los archivos PDF; las artes gráficas han conseguido respaldar al papel y sobre todo a los papeles nobles y los quijotes que los fabrican.

Fabricación de papel.

Como dije en un post anterior, la llegada de la impresión digital de fotografías abrió las puertas a la ampliación de imágenes sobre papeles nobles a quienes, aun teniendo la pasión necesaria para mantener la dedicación que hace falta para tratar de conseguir ampliar por el proceso químico sobre papeles nobles, no tuvimos la suerte de llegar a ese grado de excelencia en la técnica. Hoy se necesita en lugar de cubetas y beakers para mezclar sales, un espectrometro, un buen juego de tintas -abundantes ojalá-, un colorímetro para pantallas de computador, un buen software de edición y otro de impresión. Algo sigue igual: la dedicación necesaria. Pero mas importante aun, darse una vuelta por la historia del papel, entender su química especial y casi mágica. Escoger bien y pues ojalá tener un buen par de imágenes que hagan justicia al ser impresas sobre una pieza de arte en si misma como es cada hoja de uno de estos papeles. Yo estoy usando unos muy buenos, pero estoy esperando una caja de papeles que vienen de la misma fabrica que proveyó al viejo impresor aleman para su reproducción del compendio aquel de versiones y novelas del pueblo judío y del que lo siguió. Yo se que, tanto Gutenberg como yo, tenemos mejores ideas para el papel que dios.

Anuncios


No Responses Yet to “Cyperus papyrus.”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: