Luis Fernando Martinez.

25May07

En 1985, la noche del 13 de Noviembre, Luis de 15 años y estudiante del Colegio Americano, estaba durmiendo en la casa de sus padres, en el barrio “El Yavi” de Armero. Allí lo sorprendió la avalancha de lodo y piedras que eventualmente borraría la población del mapa, lo que se convertiría en el cierre macabro de la peor semana en la historia reciente de Colombia.

Luis Fernando Martinez.

Luis fue arrastrado por el lodo hasta las cercanías del cementerio del pueblo, de donde fue rescatado muchos días después. Su rescate fue el ultimo que se efectúo en lo que un día fue Armero.

Con el suyo se declaro terminada la labor de búsqueda de sobrevivientes y los organismos de ayuda pudieron dedicarse de lleno a la tremenda labor de deshacerse de miles de cuerpos que yacían a medio enterrar y que convirtieron la región, por muchos días, en un muladar apestoso.

Luis perdió a sus padres y a su hermano menor de 4 años. Jamas supo nada de ellos y supone que deben yacer enterrados bajo el lodo solidificado. Recuerda claramente el momento de su rescate y que le hicieron saber que era el ultimo afortunado. Sin embargo por 8 años no recordaría la cara de su salvador, aun cuando estuvo abrazado a el, colgando de un helicóptero atado apenas por una soga, por varios minutos mientras lo ponían bajo el resguardo de la Cruz Roja que lo llevo a un hospital de campaña en Guayabal. Apenas tenia algunas cortadas, estaba prácticamente ileso.

Algunos años después pidió trabajo en un parqueadero frente al hospital de los seguros sociales en Ibague. Le dieron la oportunidad de trabajar siendo apenas un muchacho. También lo dejaron vivir en el local. Un tiempo después le contó a sus benefactores que era sobreviviente de Armero. Aunque sabia que era un factor persuasivo, no le gustaba que la gente lo tratara diferente por su condición, pero sus nuevos protectores le inspiraron confianza y el decidió dejarles saber.

Lo que no se imagino fue el impacto que esa historia tendría en quien la escucho con mayor atención. El dueño del parqueadero era bombero retirado y recordaba fielmente haber sido quien rescato al ultimo sobreviviente de la tragedia. Tantas caras habían pasado frente a sus ojos, en tan pocos días, que era apenas lógico que no recordara una en especial. Mucho menos cuando ya habían pasado tantos años, ya no estaba cubierto de lodo…

Él mismo decidió no contarle nada al muchacho hasta no estar seguro. Con mucho tacto, en el transcurso de un par de años, queriendo evitarle mas sufrimientos al que se había convertido casi en un hijo, fue sacandole detalles de la historia. Como bombero, había sido afectado profundamente por la tragedia y al final abandono el cuerpo por ese motivo. Sabia que remover esos recuerdos no era para nada una empresa feliz.

Al final reunió fuerzas y le contó a su “hijo” la historia. Se dio cuenta que llevaba 8 años rescatando a Luis. Eso sello para siempre sus destinos. Aunque no hablan de ello, saben que están unidos por un lazo mas fuerte que el de la consanguinidad.

Hoy Luis tiene una hija y maneja una grúa, esas dos cosas son su mayor orgullo. Contrario a quien lo rescato de entre 25 mil cuerpos, que era todo lo que quedaba a su alrededor, habla tranquilamente de su pasado y de la noche terrible en que perdió una familia para convertirse en el hijo mayor de otra.

Anuncios


4 Responses to “Luis Fernando Martinez.”

  1. 1 Vica

    Me gusta esta historia. Llena de esperanzas así como tu foto.
    Hola!

  2. 😀

  3. que historia más bonita hermano…

  4. Hey, que bueno verlo por estos lados Pipe. Muy bienvenido.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: