State of the Art.

23Sep08

Hace unos pocos días tuve la magnifica oportunidad de probar una nueva EOS 1ds MK III. El Flagship de Canon. Una cámara poderosa y robusta que se siente tal cual se deben sentir 8000 dolares sostenidos en una sola mano. Soy usuario Nikon desde hace muchos años y la verdad,después de aguantar los años de las vacas flacas sin abandonar el barco, ahora que las cosas han vuelto a su rumbo de muy buena manera, pues no tengo la menor intención de cambiar de sistema. Sin embargo debo decir que la MK III es una excelente maquina, que hace muy bien su trabajo. Como el 90% de las cámaras. Y aquí viene el pero.

 

Llevabamos ya varios años a la espera de renovar los caballos de batalla en ambas marcas lideres del mercado de las DSLR. En 2007, Nikon dio el primer golpe con la D3 que revoluciono el mercado, como lo hiciera la D1 hace ya una decada. Canon, aunque para la misma epoca ya habia difundido el rumor de la proxima llegada de la añorada MK III, aparentemente atraso la salida del modelo hasta hace apenas unos meses. A tiempo para los olimpicos.  Aunque el 90% de los compradores se fijan en las diferencias menos importantes como el precio   -que es significativamente diferente y eso es solo para empezar.-, o el tamaño del sensor. Creo que las diferencias importantes son las mas sutiles. Y lo son porque proponen un estado de las cosas y una disyuntiva que se debera definir para poder continuar creciendo en terminos tecnicos y finalmente acabar con el maniqueismo de los megapixeles.

 

 

Y no es una contradicción el que mencione el tamaño del sensor en los dos casos opuestos. Voy a explicar el por que. Aunque a primera vista la carrera parece dispareja: la MK III cuenta con un sensor de 21 megapixeles, mientras la D3 con uno que no alcanza los 12. De inmediato es evidente que por poco 12 es la mitad de 21. Antes que nada hay que recordar que el doble depixeles solo representan un área de imagen tan solo un 50% mas amplia. Pero eso no es lo importante.

 

Las DSLR que se convirtieron en el standard en fotografía digital son herederas mas que directas del formato de 35mm. Por años la necesidad de sensores que igualaran los 36x24mm del recuadro de 35mm fue la principal preocupación de los usuarios mas exigentes. La EOS 1Ds alivio esa angustia. Con ella parecía que lo único que hacia falta era esperar cada renovaciónpara contar con sensores cada vez mas poblados de pixeles. Y así fue. Así continua siendo para Canon.

 

Nikon mientras tanto recorrió un camino tortuoso que lo llevo a perder gran parte de sus fieles. Cada modelo subsecuente omitía incluir un sensor full frame, el ruido digital, en iso tan bajos como 400, era un dolor de cabeza, la cantidad de mega pixeles dejaba mucho que desear cuando se planteaban las aburridisimas discusiones de marca y un largo etcétera

Hasta aquí la preocupación por aumentar el numero de MPs de los sensores y la adivinologia de las razones de Nikon para no suplir a sus últimos usuarios profesionales con un sensor fullframe o siquiera cambiar de la tecnología CCD por la CMOS, permitió que la gran barrera técnicaque se tenia desde la época en que revelábamos rollos de película en un cuarto oscuro y que obligaba a la existencia de al menos 2 formatos mas, muy reconocidos: el medio formato y las placas de 4×5 o gran formato (sin embargo este ultimo termino no es limitante pues dentro del gran formato se conseguían recuadros de diferentes dimensiones, algunos llegando a serverdaderamente gigantes.), pasara desapercibida. Al menos para casi todos.

Esa barrera esta en los lentes y en aquellos tiempos que ya parecen remotos, estaba tambiénen la película y los papeles, así como la calidad de las ópticas para ampliadoras. Hoy la barrera parece estar únicamente en los lentes, pues es claro que se pueden fabricar sensores quedecaplican los pixeles actuales.

El formato de 35mm nace por la necesidad de conseguir crear una maquina fotográfica portátily que aliviara el calvario de exposiciones únicas de los formatos de placa o los ahora aun mas nimios 10 o 12 fotogramas de un rollo de 120.

 

 

Las cámaras se redujeron considerablemente y por lo tanto los lentes debieron hacer lo suyo. Eso genero innumerables problemas ópticos que se fueron solucionando con los años, siempre teniendo en cuenta que el formato 35mm se consideraba pequeño a la hora de hacer ampliaciones, y por decirlo de buena manera, no se le exigía demasiado. Así fue hasta que lamayoría de profesionales opto por las DSLR para su salto al digital. (Quienes empezaron en digital no tienen como conocer el dilema cosmogónico de los formatos.). Las fluctuaciones del mercado enterraron el medio formato y el grande, bajo miles de modelos cada uno con 2 o 3megapixeles mas, que como los floppy disks solo podrían desaparecer con el tiempo.

 

 

Y así seguimos hasta hoy. Los lentes de 35mm tienen un limite en resolución linea por linea que no es un limite tecnológico sino óptico, es decir físico. Recuerdo bien que para muchos el medio digital llego por medio de un scanner dedicado para 35mm o algunos con un flatbed que les permitía digitalizar placas de 4×5… En fin, con un scanner. 2800 dpi eran una barbaridad y los archivos de 30 Mb que producían mas que suficiente en muchos casos. Pero elmercadotecnismo nos llevo a mejorar por uno de 3600 dpi y finalmente, al menos para mi, por uno de 4800 dpi. Momento en el que algunos notamos que al escanear un frame de película 35mm a iso 100 estábamos practicamente escaneando dos veces el mismo grano! Es decir lalimitante de la película hacia inútil o al menos ridículo usar scanners con una resolución mayor a 4800 dpi. En muchos casos no se trata de quien tiene mas megapixeles sino para que.

 

Hoy estamos frente al mismo final del camino. Sabemos que podemos tener sensores con millones de megapixeles como no lo soñamos siquiera, hace apenas 5 u 8 años. Las cámarasDSLR cuentan con infinidad de facilidades para conseguir obtener imágenes que antes serian imposibles o muy difíciles de lograr. Las tarjetas de memoria se consiguen con capacidades que dan ganas de llorar porque traen a la memoria los días de los refrigeradores de polipropilenoexpandido y los rollos velados por rayos-x en los aeropuertos o arruinados por el calor…

 

 

Pero nuestros lentes de formato 35mm tienen un limite y lo tendrán por siempre. Así que llego la hora de asumir las limitantes del DSLR. Con algunas ventajas frente al pasado, por ejemplo, a la hora de imprimir tenemos tecnologías que consiguen copias 30×40cms o incluso superiores, de altísima calidad con archivos a 6 o 7 megapixeles. Algo que no se podía decir de las ampliaciones de negativos a 800 iso, forzados… No importa cuantos megapixeles tenga un sensor, encima de 16 millones de pixeles (los de la MK II, por ejemplo) estaremos viendo todos y cada uno de los imperfectos de nuestra, hasta ahora, tan fiel óptica.

La conclusión es que no solo hay que dejar el maniqueísmo a un lado. Sino que hay que aceptar ese limite como viene, pues dentro de poco sera patéticamente evidente en nuestras pantallas. Preferir la calidad en términos de iso mas bajos y limpios, iso mas altos y libres de ruido, sensores que se limpian a si mismos, rangos dinámicos mas amplios y espacios de color mas ricos (esto ultimo suponiendo que se cuente con una pantalla que sea capaz de rendirlos y ahi empieza otro problema similar). Sin contar mejoras como ergonomía, rendimiento energético, etc.

Recordando además que, cuando la copia ampliada (y no hablo de litografías y ese tipo de impresiones, sino de inyección de tinta en papeles finos.) supere el tamaño de 1mt 70cms, todos los dolares que invirtió en sus amados millones de pixeles se pierden en la limitante de unos máximos 120 puntos por pulgada que es capaz de ver el ojo humano mas agudo, sin ayudas externas. Ayudados por la distancia a la que hay q observar dicha copia.

Creo finalmente, que hemos alcanzado el limite del mercado del megapixel en las DSLR. O bien los fabricantes revolucionan el mundo con lentes que consigan resoluciones como para cumplir su deber en sensores de 40 o 50 MPs o bien tendremos que dedicarnos a peliar por los 25 pasos de rango dinámico de nuestro sensor CMOS de centésima generación o por la ventilaciónnanotecnologica para palmas de mano en los dos grips, horizontal y vertical…

Sin embargo ahora que termino este texto, salgo corriendo para ebay a buscar algún outfit de medio formato que espero esten todavia bajando de precio. Porque en 6 meses esas “antiguedades” van a subir mas que el petroleo por estos dias.

Anuncios


One Response to “State of the Art.”


  1. 1 berlin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: